Evitar el contacto con los ojos